Sencillos trucos frente al PC y la consola

Fundación QueVeo.cl Lunes, 2 enero 2012 0

nina-en-internet 

Después de Navidad, los videojuegos y los computadores son los nuevos huéspedes en muchos hogares, pero eso no significa que tomen el control de la casa. Para hacer la tarea más sencilla, existen aplicaciones que ayudan a poner límites a los niños, aunque los padres no deben olvidar establecer reglas claras. 

Amalia Torres y Alexis Ibarra

El computador se enciende y la niña se sumerge en una pantalla llena de colores y de los “monitos” que le encantan. No tiene acceso al escritorio, ni a los íconos para entrar a navegar por internet. Todo lo que puede hacer es lo que esa atractiva pantalla le ofrece.

Es la promesa de KidBox, un programa creado en Uruguay por Alan Kind y Martín Larre, para “evitar que los niños se expongan a contenido y a personas en forma inapropiada, pero sin dañar la posibilidad de extraer lo máximo de internet”, señala Kind, gerente de la compañía.

KidBox funciona en cualquier computador con sistema operativo Windows. Lo mejor de todo es que está en español y se puede bajar gratis en www.kidbox.net . Los creadores lo recomiendan para niños de 2 a 8 años.

Este programa consta de dos partes. La primera es la que ve el niño y que le permite acceder a juegos, videos y sitios web, que se muestran de acuerdo a un perfil que sus padres predeterminaron.

La otra parte es la que permite a los papás señalar las restricciones (por ejemplo, que vea videos, pero que no pueda jugar), pero también resaltar las áreas que quiere potenciar de sus hijos (entre ellas, matemáticas, la creatividad, la lectura o las ciencias). Además, se pueden añadir los sitios que más les agradan y aquellos a los que no quieren que entre. Incluso, es posible controlar las horas que el niño usa el computador, así como examinar estadísticas de cuánto tiempo el niño ha estado en el computador y qué cosas ha visto.

“El perfil y los contenidos que se muestran se van construyendo de acuerdo a la edad de los niños y lo que han indicado sus padres, pero también el programa aprende de lo que los niños más usan o buscan”, dice Kind, quien vendrá a Chile el 15 de enero, ya que KidBox fue seleccionado por el programa Start-Up, que trae a innovadores tecnológicos para emprender en el país.

KidBox es una de las tantas soluciones por las que los padres pueden optar para controlar lo que hacen sus hijos frente al computador y los videojuegos. Un tema sin duda importante ante el escenario actual. Según el estudio “La generación interactiva en Iberoamérica 2010″, el 55% de los niños chilenos entre 6 y 9 años navega solo y sin supervisión; el 18% de los jóvenes de 10 a 18 años declara jugar más de dos horas diarias de lunes a viernes, y el 25% juega más de dos horas diarias los fines de semana.

Otra herramienta para controlar lo que hacen los niños en el computador es “Protección Infantil”, herramienta gratuita que es parte de Windows Live Essentials y que se descarga en http://explore.live.com/windows-live-family-safety.

“Los padres pueden regular en qué horarios o por cuánto tiempo los niños deben usar el computador, impedir o autorizar el acceso a sitios específicos, incluso permite controlar con exactitud con quién se pueden contactar en internet a través de Messenger u Hotmail, además de tener informes de actividad en sitios web”, dice Cristián Encina, gerente de negocios y marketing de Office y Windows en Microsoft Chile.

Una de sus ventajas es que si la familia tiene más de un hijo, es posible armar perfiles para cada uno. Además, no sólo se puede regular lo que pueden ver en internet, sino también los programas que abren y, al igual que KidBox, se puede acceder a estadísticas detalladas.

Encina recomienda a las familias visitar sitios web como www.navegaprotegido.org o www.protegetusdatos.cl, donde dan consejos para que su experiencia en la web esté libre de contratiempos.

A la hora de jugar

Las tres principales consolas de videojuegos traen los llamados “controles parentales”, que permiten limitar la actividad de los niños a la hora de jugar. A ellas hay que acceder desde el menú configuración y buscar la opción “control parental”.

En la consola Wii -una de las más usadas por los niños- es posible determinar la calificación máxima de los juegos que tienen permitido disfrutar, según la escala de la ESRB (ver recuadro). Además, se puede limitar el uso de puntos (que se utilizan para comprar objetos) o el acceso a contenido en línea. Todo queda protegido con una contraseña de cuatro dígitos.

En la PlayStation 3, que además de jugar permite ver videos en Blu-ray o DVD, el control parental también sirve para que los niños no vean películas calificadas para adultos. Según Luis Marín, analista senior de PlayStation en Sony Chile, hay una escala de protección que puede seleccionar el padre y que va del 0 al 9, donde el 9 es la máxima protección.

Finalmente, la Xbox 360 además de regular el tipo de juegos que pueden usar los niños, también controla las películas y los contenidos en línea. A diferencia de la PS3, aquí es posible asignar horas de juego a cada uno de los integrantes de la familia en la opción “Temporizador Familiar”.

Según Gonzalo Egaña, encargado de Xbox en Microsoft Chile, los padres pueden configurar excepciones si es que quieren que los niños jueguen uno o más juegos, a pesar de no estar en la categoría elegida como la apropiada para ellos.

36% de los niños chilenos usan los videojuegos solos.19% de las niñas de 10 años o menos en Chile dicen que si sus papás supieran de qué se tratan los videojuegos que usan, no las dejarían jugar con casi ninguno.Fuente:La Generación Interactiva en Iberoamérica 2010. Cómo se clasifican los juegos

En Chile no hay un sistema de calificación de videojuegos, sino que se usa el que impera en EE.UU., realizado por el Entertainment Software Rating Board (ESRB, www.esrb.org ), que clasifica los juegos con letras según la edad recomendada.

Los juegos que dicen en su parte frontal “EC” son recomendados para niños pequeños, “E” significa que es para todas las edades; los con la etiqueta “E10+” sólo podrán ser utilizados por mayores de 10 años; “T” para los adolescentes (de 13 años para arriba); “M” para los mayores de 17, y “AO” sólo para adultos.

Aprender a poner límites

No es fácil soportar estoico una pataleta y repetirle al niño por quinta vez “no”, que ya no puede seguir jugando con la consola. María Teresa Bolados, gerente de la Fundación Qué Veo -agrupación de padres que trabaja con los desafíos que traen las tecnologías actuales-, lo tiene claro: “Muchos papás no saben poner límites y la mayoría no sabe que al hacerlo los hijos se sienten más seguros y protegidos. Además, ayuda a los padres a volverse un referente para ellos, entre otros beneficios”.

Con ella coincide la psicóloga de la Universidad Diego Portales, Ana Vergara, quien agrega que uno de los peores errores de los padres es utilizar los videojuegos como premio-castigo. “Los papás lo asocian con el rendimiento escolar, y en vacaciones con ayudar en la casa. Y cuando tienen algún problema con el hijo, le retiran el juego. El problema es que ahí se tiende a reforzar la asociación del colegio (o los deberes hogareños) como algo poco deseable, aburrido, versus la televisión y los videojuegos”.

Por eso, Vergara recuerda que la mejor alternativa es mantener una cantidad de horas permitidas al día (de preferencia dos, aunque puede variar según el niño), independiente de cómo se portó.

También es clave que ambos padres tengan los mismos criterios sobre esta materia y que los compartan con la nana, la abuela o el adulto a cargo.

“A veces a los niños les cuesta imaginarse otras posibilidades para entretenerse, entonces hay que darles ideas, por ejemplo, buscándoles libros con temáticas que les gusten”, dice Vergara.

La experta también enfatiza que ante la demanda del “estoy aburrido”, los padres no deben sentirse culpables.

Los mejores videojuegos para niños

1.- Mystery Case Files: The Malgrave Incident (Nintendo Wii)

Es un juego de investigación y aventura en que hay que encontrar diversos objetos. La animación es 3D.

Precio: $19.900

2.- Kinect Sport 8 (Xbox 360)

Bowling, fútbol, vóleibol, entre otros deportes, son parte de la oferta de este juego. Con Kinect, el videojuego captura los movimientos de cada participante.

Precio: $24.900

3.- Kinectimals (Xbox 360)

El objetivo es enseñarle a un cachorro de tigre a saltar, agarra objetos y alimentarlo, usando movimientos que captura el mando Kinect. Recomendado para niños de 12 años hacia abajo.

Precio: $19.900

4.- Nintendogs + cats: Golden Retriever & New Friends (Nintendo 3DS)

Los niños pueden llevar a su mascota a todos lados. Claro que se tratará de una mascota virtual que debe cuidar, entrenar e incluso presentar a concursos.

Precio: $22.900

5.-LEGO Battles: Ninjago (Nintendo DS)

Un hermano bueno y un hermano malo se enfrentan en este juego. Para ganar hay que crear guerreros fuertes y participar en diversas batallas.

Precio: $19.900

El ranking fue elaborado este año por la fundación estadounidense Parent’s Choice (www.parents-choice.org), que lo realizó con un panel de educadores, padres y los propios niños.

Fuente: elmercurio.com

 

 

 

 

 

Comments are closed.