Mundos Opuestos

Fundación QueVeo.cl Martes, 20 marzo 2012 0

Más de alguno de nosotros tendrá un amigo o amiga que se declare fanatic@ del reality de canal 13 Mundos Opuestos. Tal vez nosotros mismos, más de una vez, nos hemos quedado hipnotizados en la pantalla del televisor, asistiendo al conflicto entre los participantes o al surgimiento de una nueva historia de amor. Lo cierto es que, tal vez fruto de nuestra propia experiencia o de la percepción de la opinión pública sobre la baja calidad en contenidos de estos shows televisivos, como padres tendemos a pensar que de estos programas no podemos extraer ninguna lección o tema relevante; sin embargo, es probable que entre las historias que el reality nos presenta, podamos tomar algunos tópicos para convertirlos en una oportunidad de comunicación familiar. Y ciertamente, no se trata de temas secundarios, sino de cuestiones fundamentales que inciden en la conformación de nuestros hijos y en la visión de mundo que construyen.

Más allá de los juicios morales que este programa nos provoque, lo cierto es que, dado su liderazgo en el rating televisivo del último tiempo, nosotros podemos aprovecharlo como una oportunidad para el diálogo y la educación. ¿Cuál es la primera sugerencia que quisiéramos hacer? Si su hij@ ve este programa, entonces usted véalo, pero no desde la mera crítica, sino apuntando a su propio juicio crítico, extrayendo los valores que están detrás, identificando los grandes temas que lo conforman y poniéndose en el lugar de sus hijos, para comprender qué es lo que ellos asimilan. Sobre esta base, el tema amoroso parece ser, sin duda, uno de los puntos claves del éxito televisivo. Ahora bien, las preguntas que debemos hacernos son: ¿cómo se trata el tema de las relaciones amorosas en el programa? ¿De qué manera la fidelidad, el respeto y el compromiso aparecen como sustentos de una relación? ¿Qué imagen del amor puede estar formándose, por ejemplo, un niño o niña de 10 años, por ejemplo?

Fernanda, de 10 años, vive con su madre en Providencia. Confiesa que no puede ver los capítulos del reality cada noche, pues a esa hora está durmiendo, pero no se hace mayor problema: “Los veo al otro día, cuando llego del colegio. Me meto en internet y ahí veo el último capítulo”. Cuando le preguntamos acerca de con quién ve el programa, nos responde: “A veces con mi hermano (13 años), pero casi siempre sola. Mi nana está en la casa y sabe que yo estoy metida en internet viendo Mundos Opuestos”. Juan Pablo, su hermano, añade: “Sí, y también se pueden ver los capítulos durante el día. Yo igual veo lo más importante en Alfombra Roja”. A Fernanda le encanta Roca (Sebastián Roca), el pretendiente de una chica argentina, modelo, llamada Mariana. Hasta ahora, la cuestión ha sido relativamente tranquila, un pololeo tradicional, pues el amor se desenvuelve sin mayores sobresaltos. Sin embargo, acaba de llegar al programa el pololo de Mariana, a quien ella dejó afuera a la hora de entrar al encierro. De este modo, una historia que parecía desenvolverse “bucólicamente”, sin conflictos ni dramas se volvió –de pronto- poco interesante. La producción decidió entonces incorporar a su antiguo amor, el argentino Agustín Pastorino, y los espectadores de inmediato nos pusimos en alerta: se viene un conflicto, qué irá a pasar… ¿Ha habido golpes, gritos, puñetes? Al parecer sí, y eso es precisamente lo que enciende a la audiencia.

Pese a los sentimientos que desencadena este hecho, y que Fernanda reconoce como una situación “emocionante” a ella lo que más le ha entusiasmado es la conversación entre Joche Bibbo, el modelo cordobés famoso por el anterior reality “40 ó 20”, y su hasta entonces polola brasilera Michele Carvalho. Fernanda nos cuenta: “Pobre Joche, la Michele se metió con un amigo de él y parece que está embarazada. Es una mentirosa”. Ciertamente, la inclusión de la brasilera duró muy poco, pero suficiente para subir la audiencia, que marcó un peak de sintonía, elevar los ánimos de Dominique Gallego, la anterior conquista del cordobés en “40 ó 20” y –de paso- partirle el corazón al modelo con esta confesión, aunque no por mucho tiempo. En el mundo de los realities, las emociones son rápidas, vertiginosas, la página se da vuelta en forma rápida y, en el caso de Joche, a los dos días ya se veía repuesto e intentando acercarse a Dominique, tras discusiones, descalificaciones y mutuas ofensas.

Entre tanto enredo amoroso, idas y vueltas, conquistas y desengaños, el amor parece algo frágil, desechable y provisorio. De este modo, uno de los temas importantes que podemos tratar con nuestros hijos es justamente el del amor. A continuación, les proponemos algunas preguntas de reflexión para que, a partir de ellas, puedan iniciar una conversación con sus hijos:

¿Crees que es más entretenido el amor cuando hay rupturas, triángulos amorosos y drama emocional?

¿Por qué crees que el amor entre Mariana y Roca, sin la presencia de Agustín Pastorino era más aburrido para la audiencia?

¿Cómo percibes el duelo o la tristeza amorosa de Joche a raíz de la confesión de Michele? ¿Crees que se tomó el tiempo suficiente para sanar sus heridas y reflexionar o no se tomó el tiempo suficiente?

¿Qué opinas de la historia amorosa entre Wilma y Longton? ¿Hay confianza entre ellos tras el enredo de la española con el italiano? ¿Crees que este amor puede consolidarse o solo se trata de “pasarlo bien” durante un rato?

Es importante que genere una conversación con sus hijos en la cual escuche sus argumentos e infiera los valores que ellos ven reflejados en el programa versus la formación familiar que ustedes como padres le han dado. ¿Cómo conciben el amor sus hijos? ¿Es una experiencia dramática, conflictiva, tortuosa, o bien, es una experiencia estable, tranquila, pacífica y que nutre afectivamente a la pareja? Trate de ver qué valores identifica su hij@ tras el concepto de amor, tanto en su vida personal como reflejados en el reality.

Otro de los temas fundamentales que atraviesa no sólo este programa, sino los realities en general y tal vez la televisión misma, guarda relación con la identidad. En televisión, y en este caso, en Mundos Opuestos, los personajes que triunfan, que se vuelven populares y exitosos, parecen tener ciertas cualidades. Es por ello que, como padres les sugerimos que reflexionen en el siguiente hecho: un personaje farandulero, popular y controvertido como Luli Love entra al programa. Tras algunos capítulos, la rubia pasa sin pena ni gloria. La audiencia y los comentaristas señalan que “no pasa nada” con ella, que es fome, que le falta hacer el personaje. Finalmente sale de pantalla y es prontamente olvidada por la llegada de nuevos participantes. La rubia no encontró la fórmula para enganchar con la audiencia. ¿Qué cualidades tendrán que tener los integrantes del reality para triunfar en la pantalla chica?

En relación a la identidad, y pensando que nuestros hijos la están conformando, pensemos en lo siguiente: ¿Cuál es la personalidad “triunfadora” que el programa ensalza? ¿Será que para triunfar hay que generar conflictos y llamar la atención con escándalos? Luli Love no funcionó. Estaba triste, actuó con bajo perfil y no generó ningún conflicto; en cambio, Tanza Varela, quien entró de invitada por un día, no encontró nada mejor que derramar un líquido en un sartén, mientras Dominique cocinaba pacíficamente. Parece que en el mundo de los realities hay que ser una chica mala, ruda, agresiva para llamar la atención de los televidentes. Si no hay conflicto, el personaje no prende. Es por ello que en relación a la temática de la identidad, los invitamos a preguntarles lo siguiente a sus hijos:

¿Crees que tu personalidad sería atractiva para un reality?

¿Qué aspectos de tu persona “funcionarían” con el formato reality y cuáles no?

¿Eres consciente de que para triunfar en un programa como éste hay que actuar un personaje?

¿Cuál sería tu personaje, la caricatura de ti mismo que podría llamar la atención de los televidentes?

¿Qué cualidades personales jamás transarías en un programa?

¿Piensas que algunos niños y jóvenes pueden querer cambiar su personalidad para calzar con el formato de “chic@ popular”?

De los personajes que aparecen en el reality, ¿qué cualidades o actitudes de los personajes encuentras loables o dignos modelos de imitar?

Qué actitudes de los personajes encuentras detestables y no estarías dispuesto a imitar?

Esperamos que estas preguntan, les permitan reflexionar y ver la televisión, y las pantallas en general, como una oportunidad para generar diálogo con sus hijos, para guiar, para educar y asomarse, por un momento, en la manera en que ellos conciben el mundo y ser testigo de cómo lo construyen día a día.

Canal 13

Canal 13

Comments are closed.